Pérgolas de aluminio

Uno de los elementos que no pueden faltar en cualquier jardín o rincón al aire libre es una pérgola. Una pérgola es una estructura formada por pilares sobre los que descansan vigas longitudinales y se utiliza para proporcionar sombra y algo de refugio.

Las pérgolas pueden estar fabricadas de distintos materiales. Hay pérgolas de metal, pergolas de aluminio, pérgolas de madera o, incluso, pérgolas en las que se enredan algunos arbustos o plantas (parras de uva, por ejemplo), combinando la estructura con la naturaleza. Existen distintos tipos de plantas enredaderas que se pueden utilizar para decorar una pérgola.

El espacio que se crea bajo la pérgola es perfecto para crear una separación y dividir nuestro jardín o espacio al aire libre. Bajo la pérgola, podemos disponer de una mesa con sillas para crear un comedor al aire libre o rincón chill-out con sofás de exterior donde disfrutar de nuestro jardín.

Ideas sobre pérgolas de aluminio

A primera vista, las pérgolas de madera pueden parecer muy atractivas. La calidez de la madera, los distintos tonos según el barniz… El principal inconveniente de la madera es su mantenimiento y durabilidad.

Este tipo de pérgolas, en cambio, te proporcionan una durabilidad mucho mayor a la de la madera, ya que resisten mejor ante el paso del tiempo y los elementos atmosféricos (temperatura, humedad, precipitaciones, etc.). El coste -eso sí- es algo más elevado que el de las pérgolas de madera.

Las pérgolas se pueden complementar con elementos movibles, como toldos o lonas, perfectos para proteger de la lluvia o en días en los que la intensidad del sol es muy elevada.

Es importante que la instalación de la pérgola la lleve a cabo un especialista. Existen muchas empresas especializadas en estructuras outdoor. Espais Tancats instala ventanas, pergolas de cristal y aluminio y demás carpintería exterior, ofreciendo asesoramiento especializado y facilitando presupuestos sin compromiso.